Teodorico Quirós Alvarado

Teodorico Quirós Alvarado

1974

Teodorico Quirós nació en San José el 28 de agosto de 1897.Murió el 27 de julio de 1977, en la ciudad que lo vio nacer. Fue hijo de la pianista Clotilde Alvarado González y de Antonio Quirós Morales, quien fue administrador del Banco Anglo.

Conocido por sus amigos de generación como Quico Quirós, este hombre fue un artista plástico y arquitecto vinculado al movimiento de La Nueva Sensibilidad.

Ganó el galardón gracias a su aporte en la construcción de la identidad del meseteño y su nacionalismo, por medio de la visualización del paisaje de la meseta central costarricense, compuesto por tres elementos centrales: el árbol, la casa de adobe y la montaña.

Fue uno de los primeros arquitectos que recuperaron el valor de la arquitectura colonial, ya que perseguía su resguardo y conservación. Construyó varias iglesias, entre las que se destacan la de Aserrí y la de San Rafael de Escazú. Junto a Manuel de la Cruz González, colaboró en la elaboración del primer mural de carácter costumbrista pintado en San José.

Cronología

  • En 1903 con apenas siete años ingresó a la Escuela de Bellas Artes, que dirigía Tomás Povedano.
  • En 1928 propuso al Diario de Costa Rica, en aquel entonces el de mayor importancia en el país, el patrocinio de una exposición anual de artes plásticas. Este espacio permitió legitimar la obra artística de una serie de jóvenes artistas de grupo La Nueva Sensibilidad, al posicionarse en el plano artístico con una ruptura en plástica costarricense, que hasta entonces estaba vinculada al academicismo y arte europeo.
  • En 1934 fundó el Círculo de Amigos del Arte, donde sentó las bases del paisajismo costumbrista costarricense, descubrió sus posibilidades e insinuó sus reglas. Junto a Manuel de la Cruz González colaboró en la elaboración del primer mural de carácter costumbrista hecho en San José.
  • En 1916 tras concluir la secundaria, viajó a Estados Unidos a estudiar arquitectura en el Instituto Tecnológico de Massachusetts.
  • En 1921 regresó a Costa Rica y empezó a pintar explorando distintos temas y etapas, consiguió un dominio envidiable de la técnica, y el conocimiento de las sombras y las luces que harían únicas sus casas de adobes.
  • Entre 1942 y 1945 fue decano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica.
  • En 1998 el Museo de Arte Costarricense creó el Premio Teodorico Quirós, en honor a su obra.

Obra

  • Óleo sobre tela de la Iglesia de San Josecito de Alajuela, en 1939.
  • Óleo sobre tela de la Iglesia de San Sebastián, en 1945.
  • Óleo sobre tela El Portón Rojo, en 1945.
  • Óleo sobre tela El Caserío, en 1946.

Referencias