Guía de elaboración y ejecución del Quijongo

Guanacaste se asoma al futuro con la certeza de que su identidad se renovar. Para irrumpir con fuerza entre las nuevas generaciones. Las herencias culturales son un motor vivo y presente entre la revolución y la evolución de un mundo cambiante, diverso y migrante: son un hilo que ata el pasado, el presente y el futuro.

El Quijongo como instrumento, y los quijongueros como portadores de una tradición —de ser y de hacer—, los investigadores, los profesores y las instituciones, se convierten en cómplices de un proyecto que vincula la herencia con la puesta en valor, la revitalización, el reconocimiento y la trasmisión de un patrimonio cultural inmaterial vivo.

Don Eulalio Guadamuz, Don Isidoro Guadamuz y Don Felipe Quirós, son la última generación de quijongueros que por vocación y amor a la tradición se propusieron con autoridad el no dejar perder su saber. Por ello, debemos acompañarlos, aprender de ellos, cumplir con sus metas y sus sueños para ver una nueva generación de quijongueros en Guanacaste.

La Dirección de Cultura en su Oficina de Gestión Cultural en Guanacaste (mcj, se ha propuesto la salvaguardia del Quijongo guanacasteco como un legado de interés nacional y regional con miras a que se visualice en el programa educativo de las futuras generaciones, siendo la presente guía el primer paso.

Esto apenas inicia

La salvaguardia es un gran trabajo, pero aún queda mucho por hacer, como la creación de una organización que proteja esta herencia y sus portadores, e impulsar la declaratoria del quijongo guanacasteco, su construcción e interpretación como patrimonio cultural inmaterial de Costa Rica. En esta labor necesitamos de todos ustedes.

Vera Vargas León

Gestora Cultural oficina de Gestión

Dirección de Cultura en Guanacaste, MCJ.

 

 

guia_del_quijongo_guanacasteco_-_version_web_2.pdf